Perú podría renunciar al Dakar de 2019

La próxima edición del Dakar, la de 2019, está a punto de dar un giro de 180 grados hacia lo desconocido. Todo estaba encaminado hacia un trazado exclusivamente por suelo peruano, pero las autoridades del país sudamericano están meditando salirse de la competición a última hora.

Siguen los contratiempos de cara al Dakar de 2019. Tras las negativas de Chile, Argentina y Bolivia a participar, Perú se había ofrecido a cambiar el formato de los últimos años y acoger en solitario la prueba de rallies con más repercusión mediática del planeta. Así estaba pactado con la empresa ASO, organizadora del evento. El trazado oficial, no obstante, sigue sin confirmarse, pese a que Perú lleve anunciada como sede desde el pasado mes de enero. El pasado 7 de junio era la fecha prevista para que ASO inspeccionase de primera mano el terreno por el que supuestamente va a discurrir la prueba y todavía no se ha producido.

Los pilotos peruanos piden a Villanueva que recapacite

El encuentro entre la ASO y el Ministerio de Cultura de Perú se ha pospuesto, aludiendo los responsables de dicha cartera problemas burocráticos para retrasar hasta nueva orden la esperada reunión. Los rumores apuntan en otra dirección, aludiendo la prensa nacional peruana a falta de presupuesto para poder acoger la prueba. Es más, su celebración va en contra de las políticas austeras que está aplicando el primer ministro, César Villanueva. Temiéndose los peor, los pilotos peruanos ya se han puesto en contacto, vía carta, con su gobierno para expresar a Villanueva su deseo de que recapacite y saque adelante el proyecto. Los firmantes recordaron al gobernante la mala imagen internacional que supuso para el país el platón que ya efectuó en 2016 al Dakar.

Más allá de la pérdida de credibilidad como nación, está la económica desde el punto de vista de los propios pilotos nacionales e internacionales, ya que muchos ya habían encontrado patrocinadores para confeccionar la maquinaria en función de las condiciones de Perú. No es el caso de Carlos Sainz, campeón de la pasada edición en coches y un firme aspirante a ganar también en 2019 según las apuestas como se puede ver aquí: https://extra.bet365.es/news/es/Otros-Deportes. El español obtuvo su última victoria con Peugeot, pero tiene en mente cambiar de marca y probar suerte con otra, siempre y cuando le ofrezcan un proyecto ganador para poder batir, entre otros, a Nasser Al-Attiyah y Séphane Peterhansel, que suelen contar siempre con la mejor mecánica a su favor.

Las dudas en torno a Perú como anfitrión no van alterar las novedades previstas para el nuevo capítulo del Dakar. Esta edición contará, entre otras cosas, con la modalidad de la Media Maratón. Será una clasificación exclusiva para aquéllos que se retiren en la primera semana puedan volver a la competición en la segunda. Será una general disponible para los participantes en todas las modalidades, es decir, en coches, SXS, y camiones. En otras palabras, se trata de una segunda oportunidad para que vivan la experiencia que supone para un piloto correr un Dakar porque no todos tienen, por falta de medios, la oportunidad de repetir presencia.