Jakub Przygonski se lleva la victoria en la tercera etapa del Rally de Marruecos

Jakub Przygonski (Mini X-Raid) se lleva la victoria en la tercera etapa del Rally de Marruecos por delante de Al Attiyah que continúa líder. Carlos Sainz retomó la prueba con una fuerte penalización, pero continúan los problemas mecánicos.

Dunas y arena hasta donde alcanza la vista: la 3ª etapa del Rallye du Maroc 2018 ha sido una etapa de maratón para las motos, instalada esta tarde en un campamento al sur del Merzouga Erg, al final de unos 300 kilómetros especialmente duros. En un recorrido totalmente diferente, volviendo a la sede del rally en Erfoud después de 290 kilómetros, los coches comenzaron su día con la famosa zona de arena que se encuentra no muy lejos del inicio de la especial. Sobre cuatro ruedas, Jakub Przygonski y Tom Colsoul (MINI John Cooper Workd nº 300), los nuevos campeones de la Copa del Mundo de la FIA, celebraron su título con una victoria de etapa tras la de Nasser Al Attiyah y Matthieu Baumel (Toyota Hilux Gazoo Racing South Africa nº 306), que se mantienen cómodamente a la cabeza.


Nasser AL Attiyah y Matthieu Baumel (Toyota Hilux Gazoo Racing South Africa No 306) habían decidido claramente gestionar su ventaja global y asumir el menor número de riesgos posible. Jugando al gato y al ratón con el Mini JCW buggy de Cyril Despres y Jean-Paul Cottret y luego con el Mini JCW de Jakub Przygonski y Tom Colsoul, los cuatro ganadores del Rallye du Maroc tuvieron un día razonablemente relajante. Aprovechando un error de navegación de Despres/Cottret y llegando a la estela del Toyota, fueron los recién coronados ganadores de la Copa del Mundo de la FIA los que consiguieron su primera victoria de etapa. Segundo en la baliza 4, a poco más de 100 kilómetros de la meta, Carlos Sainz y Lucas Cruz (Buggy MINI JCW No 307) se vieron obligados, como ayer, a detenerse, aparentemente con problemas en la caja de cambios. Luchando por el tercer puesto con el Saudi Seaidan (3º) y el Prokop checo (4º), Giniel De Villiers tuvo que parar durante casi 30 minutos para solucionar un problema de ruedas, ayudado por Martin Ten Brinke (Toyota Hilux Gazoo Racing South Africa No 311), que ya había perdido tiempo con una serie de errores de navegación. Con Prokop atrapado en la hierba de los camellos, fue el saudí Seaidan quien completó el podio, al volante de su Toyota Hilux Overdrive Racing.

El Repsol Rally Team ha vuelto a destacar este domingo en el Rally de Marruecos, al superar una tercera etapa que se ha convertido en las más difícil de la presente edición, hasta el momento. Isidre Esteve ha aprobado el examen con muy buena nota y ha cruzado la línea de meta en un destacado 15º lugar que le mantiene 13º de la general y le confirma como el mejor español clasificado en coches, con su prototipo BV6 con los mandos adaptados en el volante.

A diferencia de las etapas anteriores, en esta ocasión la mecánica les ha jugado una mala pasada en la parte final. “Faltaban unos 40 kilómetros y, tras un impacto al salir de una duna, las aspas del ventilador han tocado el radiador y este ha empezado a sobrecalentarse. Hemos tenido que parar y Txema Villalobos ha hecho bricolaje para poder continuar con el radiador trasero anulado. Gracias a ello, hemos podido llegar hasta el final, aunque lógicamente a un ritmo inferior”, explicaba el piloto de Oliana que, de no ser por los más de 30 minutos perdidos, hubiera acariciado el top 10.