III Kdda Festimotor Camarena. Por Luís

El 4×4 volvió una vez más a Camarena el pasado 1 de marzo con una concentración a la que asistieron más de cien vehículos.La organización de Festimotor convocó una vez más a todos los aficionados al 4×4 con el único fin de pasar un día divertido compartiendo nuestra afición. Aunque en esta ocasión se quería rendir homenaje a un amigo.

Más de trescientas personas se dieron cita en Bodegas Tavera, punto de reunión y de inicio de las actividades de la jornada.

Pero antes tendría lugar un emotivo acto de recuerdo en memoria de Luis Robles, amigo y miembro de la organización fallecido con anterioridad en un desgraciado accidente cuando se disponía a prácticar su afición favorita. El 4×4.

Luis, eslinga en mano siempre colaboró y se ofreció para ayudar en lo que fuera

Luis eslinga en mano, siempre colaboró y se ofreció para ayudar en lo que fuera disfrutando de su pasión

Se hizo entrega de una placa conmemorativa a su viuda en un acto muy emotivo, con las emociones a flor de piel, en recuerdo de este gran amigo y aficionado al 4×4. Y él hubiera querido que el 4×4 siguiera dejando buenos momentos en Camarena, y así fue.

Tras una visita a Bodegas Tavera y degustar un aperitivo, la gran multitud de vehículos participantes se dividió en diferentes grupos para iniciar una ruta por los alrededores, donde el barro puso un poco de emoción en algunos puntos, con resbaladizas inclinaciones y fuertes pendientes. Tras recorrer los viñedos de la comarca los grupos fueron llegando a una zona con diversas dificultades, donde los pilotos pusieron a prueba su habilidad y la capacidad de sus 4×4. Allí estuvimos un buen rato disfrutando del momento antes de continuar hacia Camarena.

A la llegada, los asistentes pudieron visitar Bodegas González y de nuevo reponer algo de fuerzas. Que sería del 4×4 sin estas paradas.

Ya de vuelta en el circuito donde Festimotor realiza los eventos los asistentes pudieron continuar disfrutando de sus vehículos en las distintas zonas preparadas por la organización. Tras la paella que se ofreció a todos los presentes, estos pudieron continuar la jornada.

Con la entrega de regalos finalizaría esta concentración en memoria de un gran aficionado al 4×4; Luis Robles