Al-Attiyah consigue la victoria en el Rally de Marruecos

El piloto del Overdrive Racing Nasser Saleh Al-Attiyah se aseguró un cuarto Mundial de FIA para el título de Cross-Country Rallies de una manera impresionante al sellar su cuarta victoria en el Rallye OiLibya de Marruecos, la décima y penúltima ronda de la Copa del Mundo de FIA para el Rally Cross-Country.

El Qatari, que conduce un Toyota Hilux preparado por el equipo belga, ganó la serie en 2008,2015 y 2016 y le dio a Toyota una segunda victoria consecutiva de la serie con su séptima victoria de una campaña dominante en 2017 con el navegante francés Matthieu Baumel.

Mientras que el francés se proclamó campeón del mundo por tercera vez, el dúo tuvo que luchar duro para superar un fiero desafío inicial de Sébastien Loeb, múltiple campeón del WRC, en un evento de seis días en el que grandes trozos de la ruta competitiva fueron cancelados debido a las inundaciones. El margen ganador de Al-Attiyah fue de 7min 55 segundos y le dio una ventaja inexpugnable de 109 puntos en la Copa del Mundo de la FIA a falta de un evento.

Ha sido una victoria ganada con esfuerzo y muy importante para mí y para todo el equipo “, ha declarado encantado Al-Attiyah, que ya había ganado esta temporada en Dubai, Qatar, Kazajstán, España, Hungría y Polonia. Este es un gran resultado para Toyota, mi país Qatar, el Overdrive Racing. Matthieu y yo y podemos mirar al Dakar con mucha confianza “.

El Overdrive Racing consiguió siete Toyotas en la única ronda de la serie en África. Aron Domzala se unió al compatriota Maciej Marton y terminó sexto en la general, lo que elevó al joven y talentoso polaco a la tercera posición en la clasificación mundialista de la FIA, por detrás de Al-Attiyah y Jakub Przygonski.

El holandés Bernhard Ten Brinke y el navegante belga Stéphane Prevot fueron los mejores del resto en la 12ª posición.

El danés Jes Munk y el polaco Rafal Marton, con el apoyo adicional de Bewa y M-For Sport, llegaron a la meta en Erfoud en el puesto 23, dos puestos por delante de la tripulación de He Zhitao y Zhao Kai, de Toyota, en el equipo chino de He Zhitao y Zhao Kai, en la entrada del equipo Boundless Yong Team.

El dúo francés de Ronan Chabot y Gilles Pillot sufrió daños por suspensión anticipada y sufrió enormes penalizaciones en el tiempo. Se recuperaron bien a lo largo de los últimos kilómetros para volver a subir y terminar justo fuera de los 30 primeros.

El holandés Peter Van Merksteijn y el navegante francés Pascal Maimon tripularon el séptimo Toyota y corrieron fuera del top 10 cuando su Toyota Hilux sufrió daños en la suspensión el cuarto día y Van Merksteijn decidió no continuar.

Jean-Marc Fortin, CEO de Overdrive Racing, ha declarado:”Este es un logro significativo para todo el equipo y algo de lo que podemos estar muy orgullosos. Ganar la Copa del Mundo de la FIA dos años consecutivos no es una hazaña fácil, y esta vez fue aún más difícil contra un campo muy fuerte, con Seb (Loeb) y Carlos (Sainz) presionando muy fuerte.

Hemos cumplido tres objetivos. Hemos ganado el rally, ganado la Copa del Mundo y trabajado en nuevas evoluciones con el Toyota para el Dakar. Todavía nos quedan dos meses y podemos disfrutar de este momento. A veces, cuando estamos ocupados, nos olvidamos de que esta es nuestra mejor temporada y deberíamos apreciar estos tiempos. Aron mira al campo de juego para terminar tercero y tener dos coches en el podio en la clasificación de la FIA World Cup es fantástico “.

La acción se puso en marcha con una especial de 12 km, a unos 40 km de Fèz el jueves (5 de octubre). Al-Attiyah continuó su impresionante trayectoria con un aplastante tiempo de apertura de 8min 38 segundos, lo que le permitió al Qatari tomar una ventaja de 31 segundos y le dio la oportunidad de elegir la posición de salida más favorable para el primero de los tramos desérticos más largos entre Fèz y Erfoud. Domzala fue noveno, Van Merksteijn 14º, Ten Brinke 16º, Chabot 19º, Munk 22º y He Zhitao 27º de los 43 finalistas.

 

Al-Attiyah comenzó cuarto detrás de Carlos Sainz, Joan Roma y Mikko Hirvonen para el largo enlace y la sección de selección de apertura de 272,8 km. El campeón múltiple del WRC, Sébastien Loeb, se hizo con el tiempo más rápido y se puso a la cabeza con un tiempo de 3 horas y 41 minutos y 52 segundos, mientras que Al-Attiyah cayó a la segunda posición con el tercer tiempo más rápido.

Domzala, Van Merksteijn, Ten Brinke y Munk han ocupado el octavo, decimosexto, vigésimo, vigésimo y vigésimo 23º lugar en la general. Zhitao completó la etapa en la 28ª posición general, pero un accidente le costó a Chabot’s Toyota sus ruedas traseras y el francés sufrió las acostumbradas 100 horas de penalizaciones a tiempo, cayendo a 41º en la general.

La segunda sección selectiva recorrió Erfoud durante 354,45 km e incluyó un paso por el famoso Erg Chebbi, pero la ruta también incluía un wadi intransitable e inundado que se apoderó de algunos de los corredores líderes y la NPO decidió detener la acción competitiva en el PC1, después de 150 km.

Al-Attiyah se ha hecho con el tiempo más rápido después de que Sainz fuera penalizado y, por lo tanto, ha reducido la ventaja global de Loeb a 5min 02seg. Domzala, Ten Brinke, un Chabot resurgente, y Munk fueron sexto, 11º, 15º y 18º. Van Merksteijn cayó unos 10 minutos en la 22ª y He Zhitao estaba en la 36ª posición.

Por su parte, Nani Roma (Mini) ha culminado su buena actuación en el Rally de Marruecos anotándose la especial de la quinta etapa, de 163 kilómetros, por delante de Al Attiyah (Toyota) y Loeb (Peugeot), precisamente los dos hombres que le han adelantado en la clasificación final, en la que el piloto español ha terminado tercero.

“Estoy contento de la semana, contento con el resultado y contento con el equipo. Ha sido una semana muy positiva, un buen entreno”, comenta satisfecho Nani.

“Es un gran resultado y quiero agradecer al equipo el trabajo que han llevado a cabo. Creo que esto es una muy buena motivación para afrontar el Dakar”, añade el de Folgueroles.

Nani Roma apenas ha podido quitarse el mono de trabajo. “Esto no para. Hemos terminado la carrera y ya estoy preparando el coche de 2017. Esta tarde voy a hacer más kilómetros de test con el coche que llevaremos en el Dakar”, concluye el piloto de MIni.